La Virgen del Castillo  

Romería de La Virgen del Castillo - YECLA (Murcia)

Las Fiestas Patronales de la Santísima Virgen del Castillo de Yecla proceden de la guerra de la Independencia. Una compañía de 61 yeclanos mandados por el capitán Martín Soriano Zaplana, marcharon a Vinaroz, el 17 de julio de 1642 y por intercesión de La Virgen volvieron sanos y salvos.

Los soldados subieron a la ermita ante el antiguo cuadro de la Virgen de Ntra. Sra. de La Encarnación. Desde entonces comenzó la tradición de hacer tronar los arcabuces incluso con la prohibición de Carlos III en 1786, la tradición hubo de respetarse ante la insistencia de los yeclanos.

En 1695, la Cofradía de La Purísima hace tallar una imagen de La Purísima para sustituir al cuadro de la Virgen de la Encarnación venerada en el santuario y desde entronces fuen entronizada y es patrona de la ciudad. La imagen fue profanada en la Guerra Civil y la actual es de 1954.

La "Bajada" de la patrona se realiza desde 1711, para que la Virgen se encontrara en la ciudad el día de su celebración. La Purísima es recibida en la iglesia de la Asunción para luego ser conducida en procesión hasta la Basílica, donde permanecerá durante todas las fiestas.

Otro de los actos importantes que se celebran durante las fiestas es El Novenario. Se trata de nueve misas que se celebran en los nueve días siguientes al 8 de diciembre, Día de la Purísima Concepción. Lla estancia de la Virgen en la Basílica se prolonga hasta el día de la "Subida", el domingo siguiente a la última misa del Novenario.

El 5 de diciembre se produce el "Beneplácito" o permiso del Ayuntamiento a las escuadras de arcabuceros para que comiencen las fiestas. Se lanzan 15 cohetes desde el Castillo, que se contestan desde la Plaza Mayor. Se exhiben banderas y se hacen sonar las campanas. El día siguiente se realiza "el Beso de la Bandera". El 7 de diciembre se realiza la "Alborada" cañoneo de arcabuces que despierta a todo Yecla para subir al Castillo a por La Virgen, conmemorando el ascenso de Martín Soriano. La Virgen se traslada desde el Santuario a la Basílica mientras el Mayordomo realiza el "paso de la Bandera". Esa misma tarde se realiza la "Ofrenda de Flores". El 8 de diciembre es la fiesta grande. Se realiza la Misa Mayor y procesión de La Virgen rodeada de arcabuceros que disparan en su honor. A la entrada al templo se ejecuta el "Juego de la Bandera", delante del trono de La Virgen. Se eligen los clavarios que serán los mayordomos el año siguiente.

La multitudinaria romería de regreso al Castillo se realiza acompañada por el estruendo de los arcabuces, llegando hasta la cumbre del cerro al caer la tarde. Una vez en la explanada del santuario, la imagen de la Virgen da tres vueltas en torno a un antiguo pino en señal de despedida. Entra finalmente al templo ante un último juego de la bandera mientras el pueblo canta. Se realiza la subida el domingo después del Novenario.

     
 
Clic en las imágenes
para ampliar
Clic en las imágenes
para ampliar
 
Procesión de La Virgen ante el Ayuntamiento Llegada a la Basílica
 
Clic en las imágenes
para ampliar
Clic en las imágenes
para ampliar
Arcabuceros
La bandera ante La Virgen
Clic en las imágenes
para ampliar
Clic en las imágenes
para ampliar
Retorno de La Virgen al santuario
La Bandera de Yecla
Clic en las imágenes
para ampliar
Clic en las imágenes
para ampliar
 
 
   
Web Lasromerias.com