La romería de San Antonio se celebra en Jayena el segundo sábado de junio. La imagen data de 1939, ya que la original fue profanada y quemada en la Guerra Civil.

Con el paso de los años la procesión y el recorrido se ha ido llenando de espíritu rociero, de trajes de faralaes y carretas muy bien decoradas que caminan despacio rodeadas de romeros.

Los organizadores se esmeran en que haya ricas invitaciones a chocolate, cerveza, aperitivos y anís. También hay actividades para participar cualquiera que sea la edad del romero.

La romería recorre 5 kilómetros desde el pueblo al área recreativa del Bacal, donde se celebra propiamente la comida de hermandad. Son varias carretas las que llevan a los romeros, en el más puro espíritu rociero, coro incluido. También hay muchos jinetes. No faltan romeros a pie, ataviados con trajes de rocieros.

Una vez en la zona destinada a la romería, se recibe al santo y se comienza la fiesta toda la noche del sábado, con verbena y actuaciones, se corona a la reina de las fiestas y se premia a las carrozas ganadoras.